Beyond: Two Souls – Review

Últimamente los videojuegos con temas de corte más psicológicos y de acción argumental en lugar de la visual se han abierto camino en un mundo gamer que de repente da más valor a una estética visual impresionante que a un trasfondo narrativo de calidad.
En este caso nos tomamos la oportunidad de jugar de principio a fin Beyond: Two Soul, un juego desarrollado por Quantic Dream para la consola Play Station 3 en el 2013, que cuenta con un remake para el PS4 y pudo llegar incluso con un doblaje propio para América Latina. A lo anterior se suma la participación de los actores Ellen Page y Willem Dafoe en los papeles protagónicos y un apartado musical de compuesto por Lorne Balfe y Hans Zimmer.
En resumen, Jodi es una chica quien desde siempre ha estado acompañada y ligada de manera muy profunda a una entidad aparentemente del más allá llamada Aiden, por lo cual es llevada a participar en un proyecto de investigación que incluye el estudio del más allá. A lo largo del juego, se conocen las experiencias que vive Jodi desde su infancia hasta su adultez, su viaje por encontrarse consigo misma y enfrentar los desafíos y peligros que su condición la llevan a vivir.
La historia no sigue una secuencia lineal sino que cada capítulo de la vida de Jodi se presenta en una secuencia descontinua, recordando mucho a un film cinematográfico que no por eso se torna difícil de entender, sino que logra captar la atención del videojugador invitándolo a recordar sucesos ya jugados y especular sobre lo que pasó o podría suceder eventualmente.
Un aspecto poderosamente atrayente del juego es la posibilidad de participar activamente en el desarrollo de la historia a través de la toma de decisiones en diferentes momentos de la historia, algunos clave. Además, las decisiones, al igual que en la vida real, deben tomarse en tiempo real, así que no existe el chance de esperar y analizar las opciones sino que el jugador debe actuar al momento. Esto le da un toque de realismo muy interesante y, en opinión personal, puntos a favor. Además de la toma de decisiones, el juego ofrece secuencias de acción donde el jugador también participa activamente por lo cual el jugador debe estar muy atentos para seguir el ritmo.
Es posible también alternar la jugabilidad entre Jodi y Aiden, lo cual nos da la oportunidad de explorar el mundo desde diferentes perspectivas y resolver los problemas que se presenten según la imaginación del jugador y las posibilidades ofrecidas en cada situación.
La historia en sí está muy bien contada, tanto que desde el primer momento te engancha y es necesario continuar hasta llegar al final. Sin embargo, se podría decir que hay ciertos episodios de la vida de Jodi que tienen más atractivo y ofrecen una experiencia sumamente inmersiva, pero del mismo modo hay otros que no tienen la misma fuerza y pasan sin pena y gloria, sencillamente porque son necesarios para avanzar hacia el final del juego. No por eso se califican como malos, sino que simplemente carecen de la misma intensidad argumental e incluso podrían haberse sustituidos por el abordaje de otros aspectos más relevantes de la vida del personaje.
Respecto a la carga emocional, el juego ofrece una experiencia emotiva muy fuerte, al punto de presentar situaciones a partir de las cuales el jugador puede compartir la alegría de los personajes, así como otras sentimentalmente difíciles y unos cuantos sustos mezclados con una buena dosis de adrenalina. Además, los resultados de nuestras acciones y decisiones también suelen ser intensos y hasta dolorosos si de repente se es un jugador con un lado sensible.
La banda sonora es muy buena, hace justicia con el resto del juego, enriqueciendo la experiencia emocional que se nos ofrece. Sobre este detalle no hay queja alguna, incluso mirar el menú principal del juego es un agasajo simplemente por escuchar la música.
Un aspecto también relevante es que el juego posee tantas opciones a lo largo de su desarrollo que, según se sabe, permite obtener un aproximado de 24 finales, algunos muy distintos entre sí y otros varían muy poco.
Como conclusión les recomendamos, si tienen la oportunidad y no lo han jugado, que disfruten de Beyond: Two Souls, un juego muy bien logrado y cuya experiencia de juego promete dejarlos satisfechos.

Dejar una contestacion